Uso de blísteres de medicamentos para aplicaciones

Según Wikipedia: "Un blíster (del inglés blister-pack, pl. "blísteres" ) es un tipo de envase, generalmente de plástico transparente, con una cavidad en forma de ampolla donde se aloja el producto, de tal forma que permite al mismo tiempo presentarlo en el punto de venta y protegerlo de golpes durante las operaciones de manipulado y transporte logístico. Es frecuente que una de las caras de un blíster sea una lámina de cartoncillo o de otro material opaco para dar rigidez al conjunto o insertar determinados mensajes destinados al usuario: marca del producto, logotipo, instrucciones de manejo, precauciones de uso, etc.
El uso típico de los blísteres es para productos de pequeño tamaño, de tal forma que constituyan en muchas ocasiones por sí mismos una unidad de venta. Algunos productos que se venden en blíster son:
  • Productos de papelería: bolígrafos, lapiceros, tijeras, gomas de borrar, paquetes de rotuladores, etc.
  • Componentes eléctricos: enchufes, cables, etc.
  • Productos de bricolaje: tacos, brocas, tornillos, escarpias, clavos, etc.
  • Artículos de tocador: gomas para el pelo, broches, abalorios, etc.
  • Juguetes
  • Productos farmacéuticos: cápsulas, píldoras, comprimidos.
  • Productos de computación: pendrives, cables, etc".

Elaborar aplicaciones con blísteres de medicamentos es darle una segunda oportunidad a los desechos de nuestras medicinas. Como vienen en distintos tamaños, formas y colores, se nos da la oportunidad para dejar volar la imaginación y simplemente ponernos a crear con estos elementos tan pequeños. Así que ahora tenemos un motivo adicional no sólo para cuidar nuestra salud, sino que al  tomar nuestras pastillas, comprimidos o cápsulas nos quedará un material muy útil y práctico para crear infinidad de aplicaciones.


¿Qué tienen en común?
Que son transparentes, lo que permite apreciar el relleno que le haremos a cada cápsula plástica y, como dejamos algo de vacío en cada una de ellas, al moverlas de un lado a otro se escucha el sonido como de un pequeño sonajero.

Materiales que emplearemos:
  • Blísteres de medicamenos.
  • Acetato o restos de botellas plásticas o botellas pet.
  • Mostacillas, canutillos o cualquier abalorio que se tenga a disposición.
  • Tijera.
  • Silicón líquido.

Paso a paso:

Paso 1: Despegar la mayor cantidad posible del aluminio que está alrededor de la cápsula plástica, recortando la misma dejando un poco de la orilla para poder aplicar el silicón líquido.
Paso 2: Ya cortadas las cápsulas plásticas las rellenamos con la mostacilla, catunillo o abalorio escogido y agregamos silicón líquido por toda la orilla y pegamos al acetato o plástico de botella según sea el caso. Dejamos secar, recortamos y damos uso de acuerdo a nuestro proyecto.

De acuerdo a la forma y tamaño de los  blísteres podrás usarlos para hacer ojos para los muñecos, o para centros de flores, para hacer flores o letras, entre otras aplicaciones. Sólo deja que tu imaginación haga el resto.
Nos vemos pronto


4 comentarios:

  1. Muy buena idea amiga,en que casa no tenemos ese material,y la mayoria de las veces lo tiramos a la basura,...gracias amiga por tan buena informaciòn,..abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ya tienes una buena excusa para no botarlos a la basura y darles esa segunda oportunidad que merecen. Gracias por la visita y dejar tu huella en forma de comentario. Un abrazo

      Eliminar
  2. wow! menuda imaginación!, un gran truco, muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y bienvenida a MarArte y Papel. Espero que este pequeño truco sea de mucha utilidad para ti. Un abrazo

      Eliminar

Tus comentarios son siempre importantes para saber si lo que hacemos te agrada o no; y así poder seguir mejorando y entregando a tí y los demás lo que día a día aprendemos. Nos sentimos agradecidos con tu presencia y darnos entrada en tu vida, y valoramos tus comentarios hacia lo que hacemos como la mejor muestra de cariños que puedes entregarnos; tu huella en esta página es importante para nosotros. Gracias por estar...